Tabla de cocción de marisco

El primer paso antes de comenzar con la cocción es refrescar el marisco deseado sumergiéndolo y dejándolo descongelar en agua fría con hielo y sal. De esta forma se hidratará el producto y es más fácil a la hora de consumirlo ya que se podrá pelar mejor.

 

Tendremos una olla llena con abundante agua a punto de sal, es opcional perfumar con una hoja de laurel y pimienta negra en grano. Una vez este hirviendo el agua, coceremos el marisco en varias veces hasta conseguir que la cocción sea por igual. Una vez alcanzado el punto deseado, debemos parar la cocción introduciéndolo en un bol con hielo y agua con sal. En este momento y dependiendo del tiempo que lo dejemos, será cuando el marisco adquiera su punto de sal.

 

Retiraremos el marisco y lo guardaremos a 5ºC, hasta su consumo. Es recomendable guardarlo con un paño húmedo para evitar que se reseque el producto.

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on email