Protocolo de descongelación

El proceso de descongelación de un producto es importante para que su textura y sabor no se vean alterados.  A veces, por falta de tiempo o desconocimiento, se usan métodos de descongelación por “la vía rápida” como el uso del microondas o baño maría por inmersión en agua o temperatura ambiente. A continuación, veremos el proceso correcto de descongelación en función del producto que queramos trabajar.

 

Para descongelar carne o pescado, la mejor forma es en su respectiva cámara frigorífica. Encima de una rejilla para que los líquidos sobrantes no estén en contacto con el producto, y tapados correctamente. Dependiendo del calibre del producto, lo tendremos entre 12 y 24 horas.

 

Con los crustáceos el mejor método seria en agua salada con hielo, de esta forma rehidrataremos el producto y a la hora de cocinarlo la piel de las gambas, bogavantes o cigalas, se pelarán con facilidad.

 

En el caso de la fruta, si se va a consumir cruda, lo ideal es destapar el envase y dejar que se descongele en el frigorífico durante al menos unas 24 horas. Ocurre lo mismo con el pan y la repostería, pero si tienes mucha prisa por descongelarlo, siempre puedes ponerlo en el horno a temperatura ambiente. En este tipo de productos, es preferible vaporizar el agua para que, en el caso del pan, no se descascarille.

 

Cómo descongelar platos preparados: Los que se consumen en frío, han de descongelarse dentro del frigorífico, el resto, puedes pasarlos directamente del congelador al horno, microondas o a la sartén. Si se trata de salsas, sopas o moluscos congelados, ponlos directamente en el recipiente para cocinarlo y descongelarlo al fuego añadiendo un poco de agua o caldo. Si el plato precocinado va en un recipiente de aluminio o plástico, ponlos sin abrir debajo del agua del grifo. Las verduras que vayan a hervirse directamente, las puedes descongelar en agua salada en ebullición. Su punto de cocción se alcanzará en pocos minutos.

 

Tips importantes acerca de un producto congelado:

  • Nunca congeles de nuevo un alimento que has descongelado
  • Congela siempre en porciones que vayas a consumir para evitar tirar comida
  • Etiqueta y guarda correctamente tus alimentos a la hora de congelarlos
  • Si vas a congelar un alimento que acabas de cocinar, deja que se enfríe por completo antes de ponerlo en el congelador
Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on email